The Objective
Publicidad
Economía

Caixabank rectifica y pagará el bonus de 2021 a todos los empleados despedidos por el ERE

La entidad incluye en el abono de la variable a los 1.200 empleados que salieron el año pasado tras una denuncia en la Audiencia Nacional

Caixabank rectifica y pagará el bonus de 2021 a todos los empleados despedidos por el ERE

Una sucursal de Caixabank | Europa Press

Caixabank ha rectificado en su idea de no abonar el bonus o la retribución variable a todos los empleados despedidos como consecuencia del ERE. La entidad alcanzó hace unos días un acuerdo para desembolsar esta parte del sueldo de 2021 a los afectados sin distinción. La decisión, según ha podido saber THE OBJECTIVE, se produce después de la denuncia presentada en la Audiencia Nacional por parte de la federación de sindicatos Aceec.

El acuerdo del ERE de julio con la mayoría de los representantes de los trabajadores no incluía este pago para los empleados que salieran antes de 2022. Sin embargo, en noviembre, Accam acudió a los tribunales a un arbitraje para que se tuvieran en cuenta esta retribución por objetivos para toda la plantilla. Algo a lo que finalmente el banco catalán ha accedido.

Fuentes de Caixabank sostienen que la regulación laboral del grupo fija que solo tendrían derecho a percibir la retribución variable aquellos empleados acogidos al ERE si cumplían el año completo. Es decir, si a 31 de diciembre eran todavía trabajadores. 

Sin embargo, matizan que al haberse modificado el periodo de consecución de los retos como consecuencia de la integración tecnológica, que se produjo en noviembre, se abría una posibilidad para que todos pudieran cobrar el bonus.

«Arduas negociaciones»

Con el acuerdo de ahora, unos 1.200 trabajadores se verán beneficiados por el cambio de criterio de la entidad. Son los que abandonaron el grupo días antes de la fusión tecnológica y antes de que concluyera el ejercicio. Los restantes 5.200 afectados por el ERE ya iban a recibirlo. Muchos de ellos, unos 2.700, ya que han salido y los demás saldrán a los largo del primer semestre.

Todos ellos van a cobrar la parte proporcional de la retribución variable en el caso de su origen en Bankia como el bonus en los procedentes de Caixabank. Desde Aceec indican que el acuerdo «es justo y reconoce la labor realizada por estos profesionales». «Se ha conseguido tras arduas negociaciones en las que hemos logrado que la empresa recapacite y reconozca la equidad de esta medida», añaden.

También señalan que tiene como base el reconocimiento de que a finales de octubre ya se había producido el cierre de los objetivos anuales por la integración tecnológica. Y aclaran que el dinero correspondiente tendrá que ser satisfecho por la entidad antes del próximo mes de junio.

Hasta un cuarto del salario

Debido a las condiciones establecidas ahora, los afectados por el ERE de 6.452 trabajadores no podrán percibir esta parte del salario, que puede llegar a un cuarto del salario total para un empleado. De media, cada personal de Caixabank percibe 58.000 euros, algo por debajo de la retribución que cobra la plantilla de las principales entidades españolas. Pero esta situación podría cambiar en función de las reivindicaciones de los sindicatos.

La federación Aceec inició su ofensiva porque todos los empleados habían contribuido a la consecución de los objetivos y resultados de Caixabank. El argumento fundamental esgrimido, que ha sido acogido finalmente por el banco, era que la empresa decidía la fecha de las salidas de manera unilateral y, por tanto, la que hacía una discriminación salarial.

Bonus del 100% por cumplimiento de objetivos

Caixabank ya abonó en la nómina de febrero a su plantilla actual el 100% del bonus o la retribución variable correspondiente al ejercicio de 2021. El bonus para los empleados de origen Caixabank estaba compuesto por un 65% por retos individuales y un 35% por cumplimiento de retos corporativos.

Entre los criterios para percibir la parte corporativa, que se ha cumplido, había métricas sobre rentabilidad, eficiencia, conducta y reducción de activos problemáticos, entre otros.

El grupo catalán puso en marcha el ERE tras la absorción de Bankia con el fin de reducir sus costes operativos y adaptarse al entorno cada vez más digital. La entidad ha provisionado un total de 1.884 millones para afrontar las indemnizaciones acordadas para el personal afectado. De media, cada despedido percibirá unos 292.000 euros.

El objetivo de Caixabank es conseguir en tres años unas sinergias de gastos superiores a los 770 millones de euros, que serán claves para que el nuevo gigante financiero nacional pueda conseguir un aumento de la rentabilidad. En mayo dará a conocer el nuevo plan estratégico, que incorporará una guía de actuación para los próximos ejercicios.

En el mismo plan, se incluirá la anunciada recompra de acciones para retribuir más a los accionistas, que abrirá una vía para que el Estado pueda deshacerse de una parte de su participación del 16,1% del capital. Se estima en unos 1.900 millones el dinero que destinará Caixabank a la adquisición de títulos propios para después amortizarlo.


Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D