The Objective
Publicidad
Economía

Ibercaja se blinda ante una opa hostil pese a su salida a Bolsa a mediados de febrero

La Fundación Ibercaja mantendrá el control de la entidad, con un 46% del capital, tras la operación y bloqueará cualquier intento de compra para seguir en solitario

Ibercaja se blinda ante una opa hostil pese a su salida a Bolsa a mediados de febrero

Edificio de Ibercaja | Europa Press

Ibercaja tiene intención de salir a Bolsa este mes de febrero, pero, pese a la colocación de entre un 38,7 y un 42% del capital, la operación no supondrá un riesgo para su independencia. La Fundación Ibercaja ha optado por mantener el control de la entidad y blindarla de una oferta pública de adquisición (opa) hostil, con lo que una parte de los fondos que obtenga con la venta de los títulos los destinará a constituir un fondo de reserva, tal y como establece la regulación.

Fuentes financieras sostienen a THE OBJECTIVE que el objetivo del banco y de su principal accionista es seguir en solitario y recuerdan que Abanca lanzó una propuesta de compra no deseada por Liberbank hace unos años cuando estaba en plenas negociaciones de fusión con Unicaja. Propuesta que fracasó por el rechazo del consejo de administración entonces dominado por Cajastur.

La Fundación Ibercaja ha preferido, por ello, retener el control una vez cotice el banco y tener la sartén por el mango ante cualquier acercamiento de un rival en un momento en que distintos competidores tienen planes para crecer a través de operaciones corporativas, al mantener una participación de al menos el 46%

Candidatos para una opa o fusión

Además de Abanca, que sería uno de los principales candidatos por su propósito de hacer más compras, Unicaja ya desveló en su proyecto con Liberbank que le gustaría que se sumara Ibercaja al mismo. Otros posibles interesados podrían ser Kutxabank, que cuenta con capital sobrante y está abierta a una integración, o BBVA, que tiene el bolsillo lleno después de la venta de su filial de EEUU y quiere emplearlo en adquisiciones.

El mercado sigue apuntando a que en España se van a producir nuevas fusiones ante el complicado escenario y en las quinielas, a pesar de las reticencias de Ibercaja mostradas en todo momento, siempre aparece el grupo aragonés. Este 2022, salga o no, tendrá que demostrar que es capaz de alcanzar sus compromisos y se juega su futuro, más allá de si logra debutar en Bolsa.

Salida a Bolsa con un valor de hasta 2.100 millones

Ibercaja activó el jueves su debut en Bolsa para cumplir con la legislación, que le exige saltar al parqué antes de diciembre. Tras varios años de intentos, esta vez parece que el plan de saltar al mercado se cumplirá después de que haya realizado un tanteo entre los inversores y de haber percibido apetito.

La intención del banco es cotizar con una valoración de entre 1.650 y 2.100 millones de euros, una cifra que supone un descuento cercano al 50% sobre la tasación en libros. Eso sí, la rebaja es inferior a la de otros bancos españoles, como el Sabadell (72%) o Unicaja (60%).

La Fundación podría haber ampliado hasta el 48,7% el porcentaje de la participación colocada entre inversores institucionales para evitar la creación del fondo de reserva. La normativa establece que las antiguas cajas tienen que acumular una hucha si tienen más de un 40% de una entidad aunque coticen y la institución tiene en la actualidad un 88,7%. El restante 12,3% está en manos de las fundaciones de las antiguas cajas de la Inmaculada, del Círculo de Burgos y de Badajoz.

En el caso de la Fundación Ibercaja, este colchón asciende a unos 300 millones de euros, y tiene por objeto poder hacer acudir a una posible ampliación de capital del banco en el caso de una nueva crisis o necesidad por distintos motivos. Será ampliamente cubierto por el dinero que capte en la desinversión de los títulos, ya que podría recaudar un en torno a 700 millones con la operación.

El debut en Bolsa, para mediados de febrero

El consejo de administración de la entidad tendrá que decidir finalmente la fecha concreta del estreno en Bolsa. Maneja como momento tentativo de ejecutar el debut a mediados o finales de febrero. Tiene todo preparado, incluido el folleto informativo que tendrá que ser aprobado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ya que trabaja en este proyecto desde 2018, cuando fichó a los asesores y los bancos de inversión.

La entidad, la novena por volumen de activos en España (58.000 millones), considera que ahora es el momento propicio ante las mejores perspectivas sobre los tipos de interés ante la elevada inflación y por la situación interna de la misma. Ibercaja prevé obtener una rentabilidad a medio plazo del 9%, frente al retorno que ofrece ahora, de menos del 7%. Sin embargo, es el banco menos eficiente.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D