The Objective
Publicidad
Economía

Ómicron condena al textil a unas rebajas marcadas por las bajas laborales

Según los datos difundidos este martes por el Ministerio de Inclusión, la Seguridad Social registró 240.011 procesos de bajas por incapacidad temporal por covid

Ómicron condena al textil a unas rebajas marcadas por las bajas laborales

Con más de un millón de contagios por coronavirus durante las últimas dos semanas, las plantillas de muchas empresas se están viendo diezmadas estos días. En muchos empleos, los síntomas leves de la enfermedad y la posibilidad de teletrabajar suavizan la presión. Sin embargo, en sectores como el comercio en plena campaña navideña y de rebajas está siendo difícil completar las plantillas.

Según los datos difundidos este martes por el Ministerio de Inclusión, la Seguridad Social registró 240.011 procesos de bajas por incapacidad temporal por coronavirus hasta el 23 de diciembre, con una duración media de 9,96 días. Esta cifra incluye tanto casos de contagio como los de aislamiento obligado por contacto directo. La Seguridad Social recuerda que estos datos todavía son provisionales, aunque reconoce que se ha producido «una subida de las bajas» en el mes de diciembre, similar a la registrada en otras olas. Es el nivel de bajas más alto desde el pasado mes de julio aunque está lejos aún de las 636.260 procesadas en enero de 2021. En octubre, apenas se registraron 34.000 bajas.

«Está habiendo muchas bajas en general, el pequeño comerciante tira como puede, sacan a la gente del Erte o hacen contrataciones por ETT», reconoce Eduardo Zamácola, presidente de la patronal textil Acotex, a este diario. No obstante, Zamácola insiste en que pesa mucho mas la caída en las ventas en las dificultades que atraviesa el sector, que las dificultades con el personal por el covid. No obstante, no dejan de ser «incrementos de costes laborales que se suma a la subida del precio de la electricidad, el transporte… etcétera».

La directora de una conocida tienda textil ubicada en plena Gran Vía madrileña asegura a THE OBJECTIVE que están siendo días muy complicados. «Es un desastre, imposible cuadrar los turnos porque cada día hay algún trabajador que o es contacto directo o tiene síntomas o directamente es positivo», lamenta esta encargada que prefiere no dar su nombre. «He tenido que doblar turnos varios días con menos descansos», reconoce a este diario otro dependiente de una de las tiendas de otra conocida enseña.

Desde Adecco prevén que durante los meses de enero y febrero, coincidiendo con el periodo de rebajas, se experimente un repunte en la contratación de un 7,5% en todo el país con respecto al mismo periodo del año anterior, esto son unos 176.000 contratos más. Esta cifra podría incrementarse por las bajas laborales.

Navidades ‘catastróficas’

La sexta ola provocada por la variante ómicron, que ha disparado los contagios en plenas navidades, está siendo la última piedra en el zapato para el sector textil. La patronal está aún recopilando los datos correspondientes a un convulso mes de diciembre con dos quincenas diametralmente opuestas. «Han sido dos diciembres diferenciados, la primera parte muy positiva con aumento del consumo coincidiendo con el puente de la Constitución, y la segunda catastrófica por ómicron que ha afectado a todo el mundo», asegura Zamácola.

En declaraciones a THE OBJECTIVE, Zamácola lamenta que se han limitado las salidas y las fiestas previstas por el aumento de los contagios, lo que ha reducido la afluencia en los comercios textiles durante los últimos días del año. Los últimos datos con los que cuenta la patronal son los de noviembre, cuando la situación de la pandemia era bien distinta a la actual, tal y como avanzamos en este diario.

Las ventas del sector textil español en el mes de noviembre con respecto a 2020, se incrementaron en un 9,7%, un dato positivo pero insuficiente ya que acumula anualmente una caída del 14,3%, según el barómetro de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (ACOTEX). Sin embargo, con los malos datos de la segunda mitad de diciembre, la caída anual podría superar el 15%. El año pasado, según la patronal, las ventas del sector se redujeron un 35%. «Pensábamos que íbamos a remontar, pero seguimos en una situación muy complicada», asegura Zamácola.

En cuanto al periodo de rebajas, que ha comenzado ya en muchas de las grandes cadenas, la situación no augura mucho optimismo. «Tenemos que seguir viendo cómo evoluciona ómicron, pero cada vez hay mas gente en casa, aunque sea menos días, hay menos eventos y no renuevan el vestuario», lamenta. Aún así espera que los datos, aunque no sean espectaculares, sean algo mejores a los del enero pasado cuando a las estrictas restricciones de la pandemia hubo que unir la tormenta Filomena. «El año pasado, sólo en enero caímos un 53% con respecto al 2019, esperamos que sea mucho mejor, pero claro, la gente se está infectando por minutos», añade.

La inflación ahuyenta el consumo

El problema del encarecimiento de los bienes, unido a que los salarios están creciendo a un ritmo inferior, podría provocar una contracción del consumo interno, explican desde el Consejo General de Economistas.

Los economistas recuerdan en su último informe que el tejido empresarial español está conformado fundamentalmente de pymes, muy sensibles al incremento de los costes energéticos y los costes a laborales «con apenas colchones para, no solo invertir, sino sobrevivir a las incidencias».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D