The Objective
Publicidad
Economía

La AIReF mejora su previsión de déficit para 2021 al 7,3% del PIB

La estimación está más de un punto por debajo del objetivo del Gobierno, fijado en el 8,4% del PIB

La AIReF mejora su previsión de déficit para 2021 al 7,3% del PIB

La presidenta de la AIReF, Cristina Herrero. | A. Ortega (EP)

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, ha avanzado una revisión a la baja de su previsión de déficit público para 2021 hasta el 7,3% del PIB, gracias a la buena evolución de la recaudación impositiva, particularmente del impuesto de sociedades.

Dicha estimación está más de un punto por debajo del objetivo del Gobierno, fijado en el 8,4% del PIB.

Para 2022, la previsión de la AIReF y la del Ejecutivo se igualan en el 5% del PIB, si bien hace un mes Herrero dijo que podría bajar a 4,8% del PIB.

Durante su comparecencia este martes ante la Comisión de Presupuestos del Senado, ha explicado que esa diferencia de dos décimas respecto a la estimación anterior está en que algunas comunidades autónomas habían incluido en sus presupuestos de ingresos transferencias no recogidas en los Presupuestos Generales del Estado de 2022.

Hasta hace un mes, la institución calculaba que 2021 cerraría con un déficit público del 7,7% del PIB, una tasa que ahora ha mejorado en cuatro décimas a la vista de la buena evolución del segundo pago fraccionado del impuesto de sociedades, con el que se han recaudado 6.000 millones más de lo que la AIReF había previsto.

Ese positiva evolución de los ingresos compensa en parte el incremento del gasto que tendrá que asumir la Seguridad Social para compensar el 1,6% de la desviación al alza de la inflación en 2021 respecto a la subida de las pensiones de comienzos de año.

La mejora del dato de déficit para 2021 implica que la corrección en 2022 será menor, con lo que «la situación subyacente lo que hace es añadir déficit».

2022 seguirá marcado por una alta incertidumbre

Herrero ha asegurado que 2022 será un año decisivo marcado por «la elevada incertidumbre y los grandes retos pendientes» en un contexto de ausencia de certezas en el plano macroeconómico al que se suman factores institucionales.

En el plano institucional, ha citado «grandes interrogantes» como el grado de implementación del plan de recuperación o la reactivación de las reglas fiscales europeas en 2023.

Asimismo, ha señalado que el avance del crecimiento de la economía en el tercer trimestre estimado por el Instituto Nacional de Estadística (INR) resultó inferior a lo previsto por la mayoría de analistas, lo que está desencadenando nuevas revisiones de las previsiones para 2021.

Este escenario llevaría a la AIReF a revisar a la baja el crecimiento de 2021, tras recortarlo hace un mes al 5,5%, fundamentalmente porque dicha previsión recoge 7 décimas por el impacto del plan de recuperación, transformación y resiliencia que «sabemos que no van a ser así».

«Aún así, el impacto global del plan será muy alto con un multiplicador del 1,2, pero se va a demorar en el tiempo», ha añadido.

En el capítulo de recomendaciones, ha insistido en que todas las administraciones públicas deberían adoptar las medidas necesarias para evitar que los incrementos de gasto para luchar contra la COVID-19 deriven en gasto estructural sin correspondencia por el lado de los ingresos.

Ha reiterado la necesidad de contar con estrategias de medio plazo que integren diferentes elementos como las reformas e inversiones del plan de recuperación, la consolidación de la recuperación económica y la reducción de la deuda a niveles de menor vulnerabilidad.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D