The Objective
Publicidad
Deportes

Cómo el fichaje de Fernando Alonso por Aston Martin ha cambiado por completo la Fórmula 1

En la operación hay comprometidos al menos dos o tres pilotos más, con consecuencias aún por determinar

Cómo el fichaje de Fernando Alonso por Aston Martin ha cambiado por completo la Fórmula 1

Fernando Alonso. | Europa Press

El anuncio sonó como un cañonazo en la Fórmula 1 hace casi dos semanas y el tiovivo de acontecimientos va camino de convertirse en el folletín de la década. Aston Martin hizo público la semana pasada el fichaje de Fernando Alonso, en su actual equipo se enteraron a través del comunicado de su nueva escudería, y sus implicaciones no han dejado de florecer durante los últimos días. No se circunscriben a la relación contractual entre ambas partes, sino que hay comprometidos al menos dos o tres pilotos más, con consecuencias aún por determinar. 

La primera y lógica es la marcha del asturiano de su actual formación. Con ellos ha de disputar nueve carreras más dentro del calendario de 2022 y se entiende que la atmósfera no va a ser la idónea. Nadie espera represalias ni jugadas sucias por ambas partes porque tendrían afección en los resultados finales, y con ello en la recaudación de fondos en el reparto de premios.

Tras el Gran Premio de Hungría, Alpine se sitúa como cuarto mejor equipo al dejar atrás a McLaren, un puesto en que no acababan una temporada desde 2018 (con el nombre de Renault). Lo más probable es que este matrimonio en proceso de divorcio acabe con dignidad la temporada. Es en la siguiente jugada de Alpine donde comienza a enfangarse su poco atinada gestión. Tras digerir la noticia, lo primero que hicieron fue anunciar de forma pública, y en sus redes sociales sigue estando presente, la titularidad del más posible banquillero del bicampeón: el australiano Oscar Piastri. Todos los grandes equipos (Mercedes, Ferrari, Renault y Alpine) y otros en menor medida tienen una suerte de ‘autoescuela’ para las promesas en ciernes que salen del Karting y siguen su carrera en los monoplazas.

Los ojeadores buscan talentos, y les financian parte de su formación en base a sustentar los presupuestos de los equipos en categorías inferiores donde recalan en su ascenso hacia la F1. Piastri pasó de forma brillante la selectividad de la Fórmula 3 y Fórmula 2 ayudado por Alpine con la finalidad última de recalar en la escudería al final de su cabalgada.

El problema, y esto se ha ido sabiendo estos días, es que Alpine daba por sentado que tenía un acuerdo con el de Melbourne para ser titular con ellos en algún momento. Al parecer el acuerdo sí existía, pero su afección liquidaba el último día de julio. Esto dejaba al corredor con las manos libres a partir del 1 de agosto, justo la fecha en la que Aston Martin anunció a Alonso. Alpine, con la pretensión de mostrar en público el control de la situación, le anunció como piloto y Piastri dijo a través de su cuenta de Twitter que esto no ocurriría. La respuesta inmediata de la escudería fue afirmar que todo estaba atado y bien atado desde el punto de vista legal. Esto no está tan claro. A principios de los años 90, y tras un altercado legal entre Michael Schumacher y el equipo Jordan, la FIA montó el llamado CRB o Contract Recognition Board/Junta de Reconocimiento de Contratos. Desde entonces, cada vez que hay una colisión de intereses de este tipo, este grupo de abogados suizos analiza y emite un dictamen acerca de cuál es el acuerdo que prevalece.

Mark Webber, expiloto y manager de Piastri dejó claro en una entrevista que este escollo estaba superado para su hombre, así que todo indica que en Alpine se quedaron sin Alonso y sin Piastri. Los pactos con Alpine le proveyeron de cobertura financiera en sus costosas etapas previas y al finalizar este periodo le cayó una guinda: añadieron al menos 3.500 kms de test en monoplazas de Fórmula 1 preparatorios para lo que iba a ser su previsible ingreso en la categoría. No hay un precio fijo, pero se sabe que los costes de una jornada de pruebas con un F1 viajan desde los 250.000 a los 400.000 euros. Oscar ha tenido unas cuantas de estas jornadas en las que se suelen rodar entre 400 y 600 kilómetros por día. Ahora Alpine, que no puede recuperar la inversión en categorías inferiores, baraja llevar al piloto a los tribunales para recuperar su desembolso en todos esas pruebas. 

Hay más. Oscar Piastri no suelta prenda acerca de a qué equipo irá a para el año que viene, y aunque corría el rumor de que tenía firmado un acuerdo con Williams, el principal sospechoso es McLaren. En la formación de Woking tienen a dos titulares, Lando Norris, nunca discutido, y un Daniel Ricciardo, con un contrato hasta finales de 2023, no ha rendido como esperaban. Ricciardo ya ha sido comunicado que el año próximo no correrá vestido de naranja, y se habla que en ese caso reclamará una cifra que ronda los 20 millones de euros que entiende le corresponden en razón de su contrato. La jugada sería redonda para Daniel en caso, poco probable, de que le paguen esa cantidad porque sumaría ese dinero al que reciba presumiblemente en caso de acabar como piloto en… Alpine.

Los anglofranceses, una vez recuperados del sorpasso alonsero y la marcha de Piastri, se han dado cuenta de que necesitan un piloto que acompañe a Esteban Ocon. El teléfono de Otmar Sazfnauer, director operativo de Alpine, no dejó de sonar en los días posteriores a la ignición del conflicto y ha declarado que más de una docena de corredores preguntaron por esta posibilidad. Algunos posibles como Alex Albon o Mick Schumacher fueron ya descartados, el primero renovado en Williams, y del segundo se dice que podría dejar la disciplina de Haas F1 pero sin destino conocido. Sazfnauer ha sido el blanco visible de una catarata de chistes y memes en redes sociales, pero este rumanonorteamericano es un mandado. Decide, pero poco, y la responsabilidad de los apaños que han tenido y acaban de dejar de tener con Alonso son más de Laurent Rossi, CEO del equipo, y Luca de Meo, presidente de Renault. Este último es el que tiene la palabra final y ahora mismo el piloto de su escudería es uno de los problemas más pequeños que ha de atender. La baja capitalización en bolsa que tiene la compañía si la comparamos con otras empresas afines, la fusión de sus competidoras, las fábricas en Rusia que ha vendido por un euro (y podrá recuperar a cambio de ese valor dentro de unos años) la escasez de materiales, de microchips, o la electrificación de toda su gama devora su atención. Seguramente esas haya sido una de las causas que hayan distraído al ejecutivo su mirada sobre Alpine F1, y de ello, la marcha de Alonso. El ojo del amo engorda al caballo, dicen. Sin esos ojos, enflaquece. 

¿Próxima parada en la Fórmula 1? La decisión acerca sus nuevos motores. La FIA hará públicas las líneas generales de los nuevos propulsores a partir de 2025 y llegan dos novedades importantes que afectarán a la industria automotriz: funcionarán con 100% de combustibles sintéticos y de muy bajas emisiones, y la mitad de su potencia, o al menos es lo que se pretende, será energía eléctrica regenerada cinéticamente. Porsche y Audi sonríen.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D