The Objective
Publicidad
Deportes

Otras cinco remontadas del Real Madrid: las grandes noches europeas en el Bernabéu

En el ADN del club merengue parece estar la épica, y estas noches mágicas lo demuestran

Otras cinco remontadas del Real Madrid: las grandes noches europeas en el Bernabéu

Karim Benzema, delantero del Real Madrid. | José Bretón (Europa Press)

El Real Madrid sabe tirar de épica. Noches como la de ayer lo demuestran, tras lograr imponerse al Paris Saint Germain tras haber perdido la ida por un gol a cero y haber encajado otro en los primeros compases del encuentro. Los de Ancelotti, que no dejaron de buscar la remontada en todo el partido, lograron dar la vuelta al marcador y endosarles tres goles (propiedad de Karim Benzema) a los franceses que ponían fin, un año más, al sueño europeo del propietario del club parisino, Nasser al-Khelaifi.

Y es que en el ADN blanco parece estar el sufrimiento. Las remontadas madridistas son parte de la historia de las noches de Europa, que en más de una ocasión han visto, y sufrido, el tesón del Real Madrid para hacer frente a las adversidades que pueden surgir en el camino. Por eso, hoy en THE OBJECTIVE te traemos algunas de los mejores partidos que, a pesar de ponerse cuesta arriba, el Madrid ha sabido enfrentar y ganar.

https://twitter.com/realmadrid/status/1501849088500895744

Remontadas épicas del Real Madrid en el Santiago Bernabéu

Destacamos las cinco remontadas más importantes del Real Madrid en Europa, con el Santiago Bernabéu como protagonista en todas ellas.

Real Madrid 3-0 Wolfsburgo (2016)

¿Quién le iba a decir a los madridistas que su noche en Alemania contra un rival presumiblemente asequible iba a acabar en pesadilla? En los cuartos de final de la edición de 2016, un Madrid confiado caía estrepitosamente ante el Wolfsburgo en el Volkswagen-Arena gracias a la brillante actuación de Julian Draxler, que lideró a su equipo hasta aplastar a la resistencia blanca.

La vuelta, un partido que sería casi imposible de levantar para la mayoría de equipos, tuvo un nombre propio, el de Cristiano Ronaldo. Y es que el luso supo guiar a los suyos hacia la victoria. Con una actuación de leyenda, el delantero madridista clavó tres goles al meta Benaglio, que poco o nada pudo hacer para enfrentarse a lo que parecía el destino, que el Madrid avanzara hacia las semifinales de la competición que, finalmente, lograría conquistar ante el Atlético de Madrid.

Real Madrid Madrid 2-0 Bayern de Múnich (2002)

El Bayern es el gran miedo de cualquier equipo de europa. Los alemanes, que allí donde han ido han dejado noches para el olvido para todos los aficionados rivales, son uno de los ‘cocos’ en cada una de las rondas de cualquier competición europea.

Sin embargo, el Madrid siempre ha sido de otra pasta, y noches como la del 10 de abril de 2002 lo demuestran. Los blancos volvían de Alemania con la cabeza gacha. El 2-1 sufrido en contra dejaba en el aire las posibilidades de avanzar hacia otra gran final en Europa. Y es que el rival no era un cualquiera, sino el flamante ganador de la anterior edición. Esta ocasión, parecía que el Bernabéu iba a tener que conformarse con un chasco. O no.

Lo cierto es que el Real Madrid no jugó su mejor partido, pero fueron solventes y a veces no hace falta mucho más. Los de del Bosque tuvieron que resistir los envites bávaros hasta que en el minuto 69, Helguera levantaba a los aficionados de sus asientos y puso el primer tanto en el marcador. Aunque insuficiente, esta ligera ventaja insufló al equipo de la energía necesaria para atacar y atacar la meta defendida por Oliver Kahn, que cedió, en el 89, al golazo de Guti que plantaba a los madridistas en otra final que llevarían a las vitrinas del Bernabéu.

Real Madrid 3-0 Inter de Milán (1984)

Una de las grandes noches que aún vive en la retina de los aficionados del Real Madrid. Sin duda, una de las noches que más madridistas ha cosechado en toda la historia fruto de la dificultad del hito que supuso remontar al Inter de Milán por segunda vez en dos años, esta vez en las semifinales de la Copa de la UEFA de 1985.

Los jugadores del cuadro italiano no eran para tomarlos en broma. Entre ellos se encontraban leyendas como Baressi, Rummenigge o Altobelli, que en la ida hicieron sufrir a los madridistas en San Siro tras lograr un 2-0 que parecía dejar encaminado el pase a la final para los ‘nerazzurri’.

Sin embargo, siempre hay que recordar la advertencia que realizó Juanito, jugador del Madrid, antes de la vuelta en el estadio del Madrid: «90 minuti en el Bernabeu son molto longo«. Un Real Madrid que encadenaba una mala racha de seis partidos consecutivos sin marcar rompía las apuestas y plantaba cara a un Inter que, a pesar de los esfuerzos de su meta Zenga, que detuvo tres disparos de la escuadra blanca, tuvo que recoger tres balones del fondo de la red. Un doblete de Santillana y la puntilla de Michel dejaban el 3-0 que llevaba al Madrid a la final de la competición, que más tarde levantaría.

Real Madrid 4-0 Borussia Mönchengladbach (1986)

La remontada de mayor distancia de los merengues. Si parece imposible remontar cinco goles en contra, en los octavos de la Copa de la UEFA de 1985-1986 se demostró que eso eran solo rumores. Y si no que se lo pregunten a Valdano y a Santillana.

La ida partía compleja. El Borussia de esos años no era un equipo al que despreciar gracias a jugadores de la talla de Mills, Rahn o Borowka, quienes pusieron en apuros a la ‘Quinta del Buitre’ que viajaba a Alemania a allanar el camino a la segunda Copa de la UEFA de los madridistas. Sin embargo, los cinco tantos del gladbach que solo obtuvieron como respuesta el tanto de Gordillo condenaban al Madrid a tirar de épica.

El Bernabéu hizo lo suyo. La noche de la remontada, los aficionados arrastraron a los blancos como pocas noches se recuerdan. Y es que el Madrid de los 80 parecía estar condenado a tener que tirar del carro en cada partido de vuelta fruto de las experiencias que se vivirían en esa década y que se han comentado en este artículo.

En ese Madrid, para cualquier problema, estaba Santillana. El cántabro remó por sus otros diez compañeros y firmó una noche de leyenda junto a Valdano, quien abrió el marcador y añadió otro tanto a los que Santillana añadiría otros dos que certificarían el pase a otra final que se tiñó de blanco.

Santillana en uno de sus últimos encuentros con el Real Madrid
Santillana en uno de sus últimos encuentros como madridista. Foto: Europa Press.

Real Madrid 5-1 Derby County (1975)

Una de las primeras noches épicas que se recuerdan en la afición madridista. Los ingleses habían infringido la mayor herida a los blancos, un 5-1 a un club que jamás había logrado darle la vuelta a un marcador en contra por una diferencia de tres goles en Europa. Una racha a la que lograrían poner fin tras más de 70 años de historia.

Los británicos venían como campeones de su liga cuando se impusieron a los blancos por un 4-1 en la ida. En el Bernabéu, los 90 minutos fueron demasiado largos para los ingleses gracias a un hombre: Roberto Martínez.

El delantero madridista fue el encargado de abrir la lata con un tanto en el minuto 3, cuando logró imponerse al meta Boulton. Martínez también lograría otro gol unos minutos después, a los que seguiría, ante la atónita mirada de la hinchada blanca, los dos de Santillana y el de Pirri.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D