The Objective
Publicidad
Deportes

Sandra Sánchez: «Los criterios para estar en unos Juegos deben ser transparentes»

La karateca española Sandra Sánchez admite en esta entrevista a THE OBJECTIVE que «hay gente que sólo está cuando ganas para estar para la foto»

Sandra Sánchez: «Los criterios para estar en unos Juegos deben ser transparentes»

La karateca española Sandra Sánchez. | Jesús Hellín (EP)

Sandra Sánchez, la mejor karateca de la historia y a nivel mundial, aún no entiende por qué el kárate no estará en París 2024. Es la única que ha ganado Mundial, Europeo y Juegos Olímpicos. Reconoce que sigue habiendo gente que sólo posa en la foto junto al ganador por interés. Asiste a un momento de reconocimiento de la mujer en todos los órdenes de la vida.

¿Qué siente Sandra Sánchez cuando gana una medalla?

Cuando gano una medalla en un campeonato los sentimientos están muy comedidos, sobre todo por respeto al rival. Pero es una sensación de satisfacción y felicidad de que el trabajo que has estado haciendo durante mucho tiempo ha salido en el tatami y los árbitros lo han valorado. 

Lo digo porque son 57 consecutivas. ¿Desgasta ganar?

No, para nada (se ríe). Evidentemente hay un desgaste físico en los entrenamientos, pero estuve muchos años en el otro lado así que estoy disfrutando mucho de todo lo que estoy viviendo.

Es la única karateca del mundo que logra Europeo, Juegos y Mundial. ¿Cómo te motivas diariamente?

Al final no me motivo con el hecho de ganar una medalla o un campeonato sino con la sensación siempre de querer mejorar. De mostrar un kata mejor que la última vez; que el karate siga emocionando. A pesar de ganar unos Juegos o un Mundial, sigo viendo mis vídeos y las cosas en las que puedo seguir mejorando. Con esa sensación de querer seguir creciendo, la motivación es siempre infinita. Nunca se acaba. 

¿Cuántas veces has llorado por culpa del deporte?

La verdad que no recuerdo haber llorado mucho. Si he tenido muchos años con una sensación de impotencia, de no saber qué hacer. Luego yo era feliz entrenando. Aunque competitivamente no consideraba el objetivo de entrar en el equipo nacional, luego cuando volvía al día siguiente al gimnasio, con mis compañeros, con mi maestro, yo era feliz con lo que hacía. Sí es verdad que ha habido días o momentos de bajón, pero he intentado apoyarme en otras cosas que equilibrasen la balanza. 

¿Y partir de ahora, cómo afrontas el futuro y más cuando sabes que el karate no será olímpico en París?

De momento me daré un merecido descanso. Hay que dar un paso atrás y salir de toda la presión que llevamos tanto tiempo arrastrando. Aunque sí tengo claro que el Mundial no ha sido el último campeonato y que tengo retos por cumplir en el 2022. Es verdad que salir del ciclo olímpico nos dificulta el poder dedicarnos única y exclusivamente a entrenar. Hemos estado en el otro lado como karatecas y seguiremos luchando por volver a estar en unos Juegos Olímpicos.

La karateca española Sandra Sánchez. | Jesús Hellín (EP)

Cómo define esta situación: ¿desagravio? ¿Discriminación? ¿Qué explicación ha dado el COI?

Me parece injusto y me da una sensación de impotencia. Siempre digo que los criterios para estar dentro o fuera de unos Juegos deberían ser estrictos, claros y transparentes. No creo que se deba decidir en los despachos o por la cercanía a un país. Sean cuales sean los criterios políticos o económicos (se ríe), que sean claros, que estén escritos, para que así tanto las federaciones como los deportistas sepan con qué armas poder luchar para ser parte del programa olímpico.

¿Sandra Sánchez se siente valorada y reconocida por el mundo del deporte?

Sí, claro, me siento súper querida (se ríe). A veces me asombro de todo el respeto que tanto aquí en España como en Japón recibo. Intento sentir transmitiendo todo lo bonito que me aporta el karate y de esa forma intentar ganarme el respeto de la gente alrededor.

¿Crees que un hombre con talento habría sufrido menos?

Pues no creo, no lo sé. No he sido hombre para vivir la otra situación y compararla. Yo he vivido la mía. No creo que hubiese cambiado mucho si hubiera sido un chico. Aunque tampoco lo sé porque sólo lo he vivido desde un lado.

«Estamos en una época donde se están dando grandes pasos hacia la igualdad»

¿Sandra Sánchez cree que el deporte actual es machista?

Bueno, creo que estamos en una época que recordaremos cuando pasen los años por haber dado grandes pasos hacia la igualdad. Creo que queda mucho camino por recorrer, pero también creo que hay una concienciación de hacia dónde queremos llegar 

¿Cuál es el momento más gratificante de tu carrera?

A mí me cuesta mucho elegir sólo uno. Es la suma de todo lo que he ido consiguiendo, del trabajo y el esfuerzo diario. De ver a mis padres en la grada cuando conseguí el Campeonato del Mundo en Madrid. Mirar a Jesús cuando ganamos los Juegos Olímpicos aún habiendo muchos factores en contra. Es la suma de vivencias. 

¿Qué ‘culpa»‘ de todo esto tiene tu madre?

Bueno, yo viví la situación de la enfermedad de mi madre y eso nos hizo crecer como familia. A mí me hizo crecer como persona y me hizo fuerte con su ejemplo, esfuerzo y motivación. En su día todo cambió pero quería regalarle momentos como estos donde ella no sintiera que podía haber cambiado el rumbo de mi vida por esa situación. Yo no lo creo, pero a lo mejor podía sentir eso. Pero sé que ahora, y después de todos estos éxitos, se siente tranquila y sobre todo orgullosa de todo lo que hemos vivido. 

Sandra Sánchez, Paula Badosa, Muguruza, Alexia Putellas, Ana Peleteiro… no es casualidad.

No las conozco personalmente pero por sus éxitos deportivos me parecen unas cracks. Han hecho cosas increíbles cada una en su deporte. Y son referencia para muchísima gente.

Donde crees que radica el éxito o esta explosión del deporte femenino español.

Creo que estamos en una parte de la historia que está cambiando, donde hay un fomento por parte de grandes empresas como Iberdrola del deporte femenino. Pero además se están dando grandes pasos por parte de la sociedad en general y eso ayuda a la visibilidad, aunque a lo largo de la historia ya ha habido grandes éxitos femeninos. Quizá ahora se están viendo más y eso también ayuda a las nuevas generaciones a que quieran hacer deporte y se animen.

«Hay gente que sólo está cuando ganas y solo quiere estar para la foto»

¿No tiene la sensación de que el deporte femenino sólo interesa cuando hay una medalla por medio… para hacerse la foto?

Es un poco retorcido pensar eso, no lo sé. No intento pensar mal de las cosas que van pasando. Evidentemente hay personas que sólo están cuando ganas y hay gente que sólo quiere estar en la foto. Sea deporte masculino o femenino, o cualquier éxito en general. No sólo pasa en el deporte. Pero creo que también es importante saber quien ha estado cuando esos éxitos no llegaban y tenía ese abrazo cuando las cosas no salían bien.

¿Qué le dirías a las niñas que quieran ser deportistas o karatecas en el futuro?

Sobre todo, que disfruten de lo que hacen, que sueñen a lo grande pero que sean conscientes de que conseguir ese sueño lleva muchísimo trabajo y esfuerzo. Las medallas son efímeras. Lo que hay que disfrutar es cada día, cada entrenamiento de lo que hacemos y seguir creciendo. Como karatecas y como personas. 

¿Qué parte de responsabilidad tiene la mente en el éxito de un deportista? ¿Y el cuerpo?.

Yo creo que va todo unido. Es un equilibrio entre el cuerpo y la mente. Es verdad que cuando estás sometida a tanta presión, muchas finales continuadas, la cabeza puede determinar el estar o no estar. Pero la clave es saber encontrar ese equilibrio, saber gestionar los sentimientos, tanto las victorias como las derrotas. Y para eso es importante tener una buena cabeza, contar en la base con alguien que nos oriente por el buen camino. Y, lógicamente, si no estamos físicamente preparados, no fluye el cuerpo y la mente.

¿Cuál es la pata en la que se apoya Sandra en los momentos difíciles?

Tengo a mi familia, tengo a Jesús que es mi ancla, el pilar fundamental y además Sandra ha aprendido a ser fuerte y tratar de no depender de nadie y salir adelante en los momentos difíciles. Aunque tanto mi familia como Jesús, como toda la gente que me quiere, me dan esa mano o me lanzan esa cuerda cuando estás en los momentos bajos y hay que salir del pozo

¿Tiene pensada una fecha de retirada?

¿Por qué todo el mundo me pregunta por mi retirada?. Antes no me pasaba esto (sonríe).

Y luego ¿qué?

Luego que ¿De qué? Ahora lo que voy a hacer es descansar un poco y plantear los retos del año que viene, que todavía quedan cosas por cumplir

«Nunca he llegado a odiar un kata»

¿No cree que al deportista deberían prepararlo para el día después?

Por supuesto. Es verdad que yo, por la edad en la que he entrado en el deporte de élite, he podido terminar mi primera carrera y empezar una segunda. Y esto me deja muchas puertas abiertas cuando deje de competir. Pero veo muchos casos de chavales que entran muy jóvenes en el deporte de élite y compaginarlo todo no es fácil. Es muy importante tener alrededor una buena orientación para que no nos encontremos ese abismo, ese escalón tan grande cuando dejamos la carrera deportiva

¿Qué deportista mujer ha sido o es el espejo de Sandra?

No he tenido nunca un sólo referente. Me nutro de muchas historias personales, de las personas que voy conociendo dentro del kárate. Gente increíble que, con o sin medalla, tienen historias de superación que son referente y te hacen pensar y superarte a ti misma. Dar un paso más allá.

¿Y por qué las katas? ¿Se llega a amar a una kata? ¿Y odiarlas?

Desde el principio sentí esa conexión con el kata. Lo bueno es que, cuando yo era pequeña, con los katas puedes llegar a casa y seguir practicando en el rincón de la habitación. Como yo siempre he sido muy perfeccionista, pues podía llegar a casa y seguir, fuera la hora que fuera. O por la noche, incluso tratando de encontrar algún movimiento o cómo hacerlo mejor. Esa independencia de no depender de otra persona me gustaba porque le podía dedicar todas las horas que quisiera. Nunca he llegado a odiar un kata, sabía que había algunas que no me salían del todo bien. Y lo que hacía era quererlos más hasta convertirlos en mis mejores katas. 

Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D