The Objective
Publicidad
Cultura

Los cabos sueltos de 'Carter', la espectacular película de acción de Netflix

El gigante del ‘streaming’ ha estrenado una nueva película de acción que deja a las escenas de acción de ‘The Gray Man’ en pañales

Los cabos sueltos de 'Carter', la espectacular película de acción de Netflix

Cuando pensábamos que The Gray Man sería la gran película de acción del año, Netflix nos sorprende con Carter, una producción que no ahorra ni un segundo en mostrarnos acuchillamientos, peleas de 100 hombres contra uno, persecuciones en tiempo real, explosiones en autopistas y… ¿zombis? 

Byung-gil Jung, quien dirigió la muy recomendable Confession of Murder, se encarga de esta adrenalítica cinta que protagoniza Jonn Woo (Yong Pal). El guion de Byeong-sik Jung, regular colaborador del realizador, gira en torno a un espía que ha perdido la memoria y que se ve involucrado en una disputa entre Corea del Norte, Corea del Sur y Estados Unidos por encontrar una cura a un virus mortal.

Los Jung trabajan intensamente para que el espectador no pueda ni pestañear. Muchas de las escenas, rodadas de manera que parecen una sola toma, muestran caídas desde edificios y peleas con decenas de hombres desde diferentes ángulos; un alarde de las coreografías que solo el cine de Corea del Sur puede ofrecer. Sin embargo, el dominio de la acción sobre las bases centrales de la trama conspira para que podamos entender muchas de las cosas que están en juego.

De manera que si eres de los que no entendió algunas partes de la historia, como la conspiración entre los diferentes países que tienen interés en encontrar un antídoto o la naturaleza del propio virus, este artículo te ayudará a responder muchas preguntas. Además, explicaremos quién es realmente Carter Lee (John Woo) y su pasado oculto. 

Advertimos que vienen spoilers, así que si nos has visto el filme, lo mejor es regresar a estas líneas después de haberlo hecho.

¿Quién es realmente este espía?

La película inicia con un hombre levantándose casi desnudo, de una cama llena de sangre en un hotel. Siente que algo le ha sucedido en la nuca y los espectadores vemos que sufrió una operación en la parte trasera de la cabeza. No puede recordar nada, pero en pocos minutos se dará cuenta de que millones de vidas dependen de las decisiones que tome. Al mismo tiempo se explica que un virus se ha propagado por Estados Unidos y Corea del Norte, mientras que Corea del Sur lo ha logrado contener aunque se desconoce por cuanto tiempo.

¿Quién es este hombre? ¿Por qué tantas responsabilidades penden de su espalda? Al principio, parece haber una respuesta. Se supone que ha sido él mismo quien pidió a las autoridades de Corea del Norte que bloqueen su memoria. Esto porque había sido un agente de la CIA, que había sido entrenado en Corea del Sur. En su labor de espía, ingresó a Corea del Norte como periodista. Como se sospechaba de sus labores, el país anfitrión puso a una funcionaria a investigarlo. Eventualmente, Carter se enamoró de su investigadora y procrearon una niña, Yoon Hee.

Cuando Carter intentó abandonar Corea del Norte con su mujer e hija, fueron detenidos por las autoridades locales. Para evitar cualquier consecuencia, el espía propone un trato: encontrar a Jung Ha-na, la hija del Dr. Jung Byeong-ho, un científico que había conseguido la cura del virus. Se supone que esta pequeña se había infectado y el padre la salvó. De tal manera que esta paciente cero podría significar la salvación de millones de vidas y, sobre todo para el país que desarrollé la vacuna, un liderazgo mundial. 

Ha-na estaba en poder de la CIA, es decir, de Estados Unidos. Debido a su pasado, Carter podría infiltrarse y encontrarla. La pregunta obvia es: ¿por qué decidió que se le borrara la memoria? No existe una respuesta clara. Probablemente (y tal vez esto se podría ver en una secuela) es que tenía algunos lazos emocionales con su pasado que le impedirían desarrollar este rescate sin remordimientos. De allí que no se cuestione en ningún momento las decenas de cuerpos que deja a su paso.

En todo caso, las autoridades de Corea del Norte infectan a la hija de Carter para que no dude en su labor y consiga a Ha-na antes de los 13 días (de esto hablaremos más adelante). Se supone que luego del día 13, los infectados fallecen naturalmente.

¿Quién es Michael Bane?

Cuando Carter consigue a Ha-na, en un edificio oculto de la CIA, es momentáneamente detenido por un equipo de norteamericanos. Un agente llamado Smith hace un repaso de la vida de este espía. Cuenta entonces que se llama Carter Lee, que nació en 1986 y emigró a Estados Unidos cuando tenía 11 años. Sin embargo, luego se naturalizó como ciudadano de Corea del Norte. Es aquí donde comienza una de las grandes preguntas de la película: ¿Para qué bando está jugando el protagonista? 

En este intercambio de información, otra agente, llamada Agnes, informa que los movimientos de Carter coinciden con los de Michael Bane, un militar que supuestamente había sido asesinado en Siria, aunque nunca encontraron el cuerpo. Se insiste en que un rostro puede ser modificable mediante una cirugía, pero los ojos no, y en los ojos coinciden Carter y Bane según los testigos. Por esta razón, se decide hacerle una prueba de ADN.

Mientras están en el proceso de verificar la identidad del detenido, Carter consigue escapar con Ha-na usando un diente-bomba (sí, uno de los tantos giros inesperados de la producción). Posteriormente, mientras se desarrolla una persecución, la agente Agnes le revela que hay un pasado importante que Carter debe recordar e insinúa que estuvieron involucrados. En determinado momento llegan los resultados de la prueba de ADN y se comprueba que Carter sí es Bane. 

Smith habla de un microdispositivo BD-7, que se usa para borrar la memoria de una persona. Este fue el caso de Carter, no obstante de ello no se habla más en el largometraje, de manera que podría ser una pista introducida para continuar con el desarrollo del personaje en posibles secuelas.

¿Cómo actúa el virus?

En general, no se ofrece mucha información sobre el virus, cómo nació y cuál es su alcance mundial. Lo que sabe es lo siguiente: llegó a Estados Unidos por medio de unos soldados que estaban cumpliendo una misión en Corea del Norte. Se escucha en una transmisión televisiva que las personas infectadas desarrollan una gran fuerza y que incluso tienen cierta conciencia, pudiendo manejar herramientas o armas. 

Se llama virus DMZ porque se originó en la Zona Desmilitarizada de Corea. También se informa que el contagio es muy rápido. En cinco minutos una persona se convierte en una especie de zombi, pero también el cuerpo de la víctima colapsa a los 13 días. Se dice que muchas personas han muerto en Estados Unidos y Corea del Norte. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, Corea del Sur estaba libre de virus.

¿Carter encuentra una cura?

Como se señala al principio, Ha-na, la hija del doctor Jung, parece ser la solución contra el virus. Queda establecido claramente en el ataque que sucede en el avión, cuando el enfermero corta levemente a la niña para extraerle sangre y cubrirse con ella, ante un inesperado ataque zombi. En la escena podemos ver que los infectados pasan de largo sin tocarlos. 

Ahora bien, no hay una explicación sobre cómo el científico encontró la cura. Se sabe que el Dr. Jung trabajaba en el Instituto de Armas Químicas de Sinuiju, pero poco más. Entonces, como en la sangre de Ha-na están los anticuerpos, se entiende que una vez cumplida la misión de Carter, la humanidad podría tener esperanza. ¿Colorín Colorado? No, este cuento no se ha acabado.

Final abierto que da para una secuela

Sobre el cierre de la película, Ha-na se reencuentra con su padre y el doctor cura la hija de Carter, aunque todavía no puede hacer vacunas en masa. Escapan a China, luego de le enésima persecución, y cuando todo parecía listo para un nuevo comienzo, el tren en el que se desplazan sufre un accidente, por lo que la posibilidad de una cura desaparece. Este incidente podría sugerir que el villano de la película no es quien creíamos, el teniente Kim Jong Hyeok. 

Hyeok fue quien se negó a quitar el dispositivo de la nuca de Carter; el que convalidó el plan para buscar a Ha-na y quien lideró el golpe de Estado en Corea del Norte. También intentó manipular a Han Jung Hee, la mujer que hablaba por el dispositivo implantado en el oído de Carter, y que resultó ser esposa del espía.

Si retrocedemos el tiempo, cada cierto tiempo se le recuerda a Carter que no debe confiar en nadie. Ni en Estados Unidos ni en las dos Coreas, esto significa que probablemente hay más intereses involucrados que conoceremos más adelante. Todo dependerá de si Netflix, y sobre todo los fanáticos, deciden darle una segunda oportunidad.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D