The Objective
Publicidad
Cultura

Michel Houellebecq, doctorado honoris causa por una universidad italiana: «Estaba feliz»

Justo el día en el que salía al mercado español su última novela, ‘Aniquilación’, Michel Houellebecq recibía un galardón en Italia por su impecable trayectoria

Michel Houellebecq, doctorado honoris causa por una universidad italiana: «Estaba feliz»

Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)

Michel Houellebecq es uno de los escritores más importantes y venerados del siglo. Sus novelas Ampliación del campo de batallaLas partículas elementales y Plataforma se han convertido en hitos de la nueva narrativa francesa, sobre todo por su descripción de la miseria de Occidente, lo que le ha valido críticas y alabanzas casi a partes iguales.

Todo lo que publica Houellebecq se convierte en un acontecimiento internacional. De hecho, en enero salió al mercado galo su última novelaAnéantir, que acaba de ser publicada en España bajo el título de Aniquilación (Anagrama).

Justo este 15 de junio, cuando los seguidores españoles corrían a comprar el ejemplar a sus librerías, Michel Houellebecq estaba en Italia recibiendo un doctorado honoris causa por la Universidad Kore de Enna, en Italia.

Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)
Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)

Michel Houellebecq, doctorado honoris causa

El escritor francés más conocido y polémico de los últimos tiempos acudió este miércoles a la Universidad de Enna a recoger su galardón, un doctorado honoris causa por su impecable trayectoria.

Houellebecq, ataviado con la típica toga, se mostró, según los presentes, algo nervioso y distraído. Desde las páginas del Corriere della Sera, Elisabetta Sgarbi, quien siempre ha sido la editora del escritor, asegura que Houellebecq recibió el doctorado «con placer e ironía. (…) La idea de recibir un doctorado honoris causa de una universidad italiana le hizo especialmente feliz».

Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)
Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)

En las fotos del acto podemos ver a Houellebecq ataviado con la clásica toga y birrete, recibiendo su galardón y firmando. «Con este título, Houellebecq entra en el panteón literario de la universidad. Es una personalidad controvertida (…) y encadena éxito tras éxito«, aseguró el rector de la universidad, Gianni Puglisi.

Tras la lectura, durante la cual Puglisi recapituló las etapas más significativas de influencia literaria y cultural de Houellebecq, el crítico cultural Vittorio Sgarbi, también con toga, tomó la palabra para alabar al escritor.

Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)
Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)
Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)
Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)

Houellebecq, todo un misterio, también el personal

Lo que cuenta el francés en sus libros, y cómo lo cuenta, ha despertado un notable interés en su persona, en su vida privada, la cual guarda con recelo. «A los periodistas franceses les obsesiona cuánto de mí se esconde en mis protagonistas. Por eso husmean en mi biografía, incluso husmean en mi ropa interior», dijo en una ocasión. Y razón no le falta, pues aunque conocemos datos de sus últimos años, hay un vacío de información notable sobre su primer matrimonio y su único hijo.

Recordemos que Houellebecq se convierte en una estrella a partir de 1994, a los 36 años de edad, con la publicación de Ampliación del campo de batalla, que se llegó a comparar con El extranjero de Camus, y todo gracias exclusivamente a la publicidad de boca en boca. Antes de aquello, desempeñó varios trabajos que poco tenían que ver con la tarea de novelista, como, por ejemplo, su labor como gerente de contratos en el departamento de TI del Ministerio de Agricultura francés.

Todo cambia cuando se queda sin trabajo. Entonces, conoce a Michel Bulteau, director de La Nouvelle Revue de París, que le propone colaborar en la colección de Infréquentables con las ediciones de Rocher. A partir de ahí, Houellebecq comienza a escribir y nace la figura que hoy conocemos.

decidió crear un pseudónimo. El verdadero nombre del escritor es Michel Thomas. Su nombre artístico es el apellido de soltera de su abuela paterna, con quien se crió en París.

Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)
Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)
Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)
Michel Houellebecq en la Universidad Kore de Enna (Italia)

Una infancia dura: decía que su madre estaba muerta

Houellebecq, que en realidad se llama Michel Thomas –su nombre artístico es el apellido de soltera de su abuela paterna– tuvo una infancia particularmente triste, y eso quizá explique muchas cosas. El francés nació en Saint-Pierre, en la isla de Reunión, el 26 de febrero de 1958. Sus padres, René Thomas (guía de montaña) y Lucie Ceccaldi (doctora en Medicina y anestesista graduada por la Facultad de Medicina de Argel) eran militantes comunistas que quedaron prendados del Monte Saint-Michel en una visita; de ahí el nombre que le pusieron a su hijo.

Lucie, la madredecidió falsificar el certificado de nacimiento del niño y lo envejeció dos años porque creía que tenía talento. Así, en el DNI de Houellebecq aparece que nació en 1956, cuando en realidad lo hizo en el 58.

Como vemos, los padres del escritor eran un tanto especiales. Nunca llegaron a ser una familia unida. El novelista cuenta que ambos perdieron el interés en él muy rápido. Se separaron al poco de nacer él, y fue entonces cuando el escritor se muda con sus abuelos maternos, en Argelia. Después, su padre se lo lleva a vivir con sus abuelos paternos.

Se desconoce si tras aquello mantuvo relación con sus padres, aunque se cree que no, ya que él siempre decía en las entrevistas que su madre estaba muerta. Pero no era así. En 2008, y tras 17 años sin verla, Lucie Ceccaldi publicó un libro, L’innocente, muy crítico con respecto a Houellebecq y en el que llega a escribir: «A mi hijo que se lo folle quien lo quiera o que lo haga con quien quiera, no tengo nada por lo que disculparme». Esto, obviamente, causó un gran revuelo en Francia.​

houellebecq 1

Un primer matrimonio frustrado y un hijo

Tras finalizar sus estudios y desempeñar varios trabajos relacionados con el mundo agro, Houellebecq se queda sin trabajo y empieza a tontear con la creación literaria. También ingresa en la École nationale supérieure Louis-Lumière, en la sección de fotografía, pero lo dejó en 1981, antes de graduarse.

La vida del francés es un completo misterio durante este periodo. Se sabe que estaba casado pero no con quiénCon esa misteriosa mujer tuvo a su único hijo, Étienne, que hoy tiene 41 años y del que no ha trascendido absolutamente nada. Un secreto que Houellebecq ha guardado todos estos años. De hecho, el autor de su biografía no autorizada, Denis Demonpion, ni siquiera lo logró descubrir.

houellebecq

Una segunda mujer, Marie-Pierre Gauthier

De 1999 a 2013, estuvo casado con Marie-Pierre Gauthier, su segunda mujer. A causa de la presión mediática que comenzó a recibir el escritor por su tercera novela, Plataforma, en la que se le criticó mucho por presunta islamofobia, la pareja decidió abandonar Francia y mudarse a Irlanda. También vivieron en Almería, en el parque natural de Cabo de Gata-Níjar, una región que Houellebecq adora y que saldría mencionada en sus posteriores novelas.

En 2012 regresan a París y un año después se separan. La relación entre ambos fue muy buena –mientras duró–. Fueron especialmente felices en su estancia en Almería, donde él practicó una de sus mayores pasiones, la fotografía, y tuvo a su perro Clément, seguramente el ser que más ha amado en toda su vida y cuya figura aparece en varias de sus novelas.

hqdefault
Marie-Pierre Gauthier

Su actual mujer, Lysis, 20 años menor

 El 21 de septiembre de 2018, se casó con Qianyum Lysis Li, de ascendencia china y veinte años menor que él. La joven, nacida en Shanghau, conoció al escritor porque estaba redactando una tesis doctoral sobre él, mientras estudiaba en La Sorbonne.

La boda tuvo lugar en la alcaldía del ­distrito XIII parisino con el escritor ­Frédéric Beigbeder como testigo principal y con Carla Bruni como invitada estrella. Tras el sí, quiero, disfrutaron de una comida y un karaoke en el Laperouse, junto al Sena.

Las fotos del enlace fueron publicadas por Bruni y algunos invitados. En ellas vemos a Lysis vestida con un conjunto en seda rosa y a Houellebecq con un frac de gris antracita, bombín y una medalla. A día de hoy siguen juntos.

mujer houellebecq

Lysis es poeta, como su marido, y antes tenía su perfil de Instagram público. En éste podían verse muchas fotos de su vida con Houellebecq. La prensa francesa incluso llegó a publicar que había fotos de ella desnuda. Tras hacerse pública su relación con el escritor, cerró su cuenta.

lyssis instagram

En cuanto a sus ex, Houellebecq ha tenido tres mujeres –que sepamos– y muchas novias antes. Se le atribuye un romance con una joven llamada Inez, que le acompañó a la gala del Premio Goncourt en 2015. Antes, se publicó que estaba con una chica española muy guapa, pero no trascendieron más detalles.

Como toda la vida de Houellebecq, sus pasadas relaciones sentimentales son un misterio, igual que la persona que se esconde tras el fenómeno literario.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D